Sígueme:

miércoles, 13 de enero de 2010

Nunca me Abandones

Título: Nunca me Abandones
Título original: Never Let Me Go
Autor: Kazuo Ishiguro
Género: Ciencia Ficción, Narrativa
Saga:
Año Copyright: 2005
Premios:
ficha generada por leelibros.com
Tenía muchas ganas de leer este libro. Por una parte lo conocí en una lista de libros recomendados que engloba a todos los géneros, y por otra, las críticas que había leído por la red eran bastante favorables.

Nunca me Abandones sitúa la historia en Hailsham, una especie de colegio privado lleno de niños especiales. Kathy es una chica de este orfanato, y el libro comienza cuando ella recuerda su infancia en este centro, y posterior adolescencia y vida adulta, hasta llegar al presente.

No voy a desvelar nada sobre el argumento o sobre qué es lo que hace especiales a los niños. Tampoco es que la novela se centre sobre este misterio, es decir, que lo considere el eje central de su trama. El lector que haya leído ciertas novelas podrá intuir seguramente de qué va el tema, pero como digo, aún sabiéndolo no pierde fuerza. Es más, quizá una de las mayores virtudes del libro, es la extrema y cruda naturalidad con la que narra la historia, dejando claro que ese mundo que plantea el autor es lo habitual, no hay que extrañarse.

Narrativamente el estilo de Ishiguro es sencillo, sin grandes alardes pero muy claro y elegante. Me gustó la división de la historia en esos tres actos, reflejando la propia vida: infancia, adolescencia y madurez, y cómo afrontan los protagonistas los diferentes hechos que les ocurren en cada parte, en base a la información que se dispone. Quizá la primera parte acusa demasiado el efecto introductorio de personajes e historia con ese estilo pausado, pero creo que el interés que despierta es el suficiente como para seguir leyendo. No hay personajes heróicos, todos son de lo más humano, para bien o para mal; no encontraremos aquí grandes frases para enmarcar, pero sí resulta una historia interesante, y se les termina cogiendo cariño a los personajes, siendo fácil empatizar con ellos.

Sobre la historia, aunque no me ha llamado especialmente la atención el fondo, puesto que ya había leído algo parecido, debo decir que me ha gustado mucho este libro. La forma pausada y tranquila de introducir a los personajes, su infancia, su historia y su futuro, el modo tan natural con la que la protagonista, Kathy, cuenta los hechos que tuvieron lugar a lo largo de todos esos años, deja una sensación agridulce e inquietante por todo lo que plantea.

Es un libro que narra muy bien lo que quiere contar, plantea algunas cuestiones morales cuyo debate igual ya no es nuevo, pero lo hace además de una forma elegante, lo que a mi juicio, lo convierte en una lectura bastante recomendable.

5 comentarios:

  1. Joer, lo tengo en mi estantería desde hace tiempo... a ver si hago ganas para empezarlo.

    ResponderEliminar
  2. Gran libro y gran sorpresa.
    Me esperaba de todo menos una literatura tan "Orwelliana"

    ResponderEliminar
  3. Ya dirás qué tal, Jeparla.

    Eter
    Yo cuando empezó a dejar caer algunas cosas en la primera parte, y después de haber leído algún que otro libro similar, me olí el pastel. Pero eso no quita que el libro esté realmente bien, escalofriante por momentos por la crudeza que tiene.

    ResponderEliminar
  4. No sé de qué me hablas...

    >_>

    <_<

    ResponderEliminar