Sígueme:

miércoles, 23 de diciembre de 2009

Felices fiestas

Hola.

Me voy unos días a ver a la familia, y aunque tendré internet y seguiré conectado al mundo, estos son días para descansar y recargar fuerzas. Así que como imagino que todos estaremos más o menos igual, este blog se tomará un descanso hasta el día 10 de enero, retomando su (pequeña) actividad el día 11.

Felices Fiestas del Sol Invicto para todos :)

Fuente de la imagen: Wikimedia.

miércoles, 16 de diciembre de 2009

Cambios en el blog

Hola a todos.

Estos días he estado realizando algunos cambios menores en el blog, en la columna derecha. Son los siguientes:
- Presentación de imágenes de algunos artículos que tengo, compras realizadas, etc.
- Mi perfil en distintas bases de datos, como aNobii (libros), BoardGameGeek (juegos de mesa, de cartas, etc.), FilmAffinity (series y películas), MyAnimeList (manga y anime), MyFigureCollection (figuras PVC, resina, etc.) y MyTVShows (series de televisión). Si también usáis alguna de ellas y queréis agregarme, adelante :)
- Añadido el bloque de Google Friend.
- Reestructuración del archivo del blog, recogido ahora en un listado emergente, en vez de aparecer toda la ristra de meses.

Saludos :)

lunes, 14 de diciembre de 2009

Welcome to the N.H.K.!

Título: Welcome to the NHK!
Autor / Director: Tatsuhiko Takimoto, Kendi Oiwa
Categoría: Anime / Manga
Género: Comedia, Drama, Romance
Año de emisión (Anime): 2006
Capítulos: 24
Estudio de animación: GONZO
Anime Licenciado por:
Año de serialización (Manga): 2004
Revista (Editorial): (Kadokawa Shoten), Monthly Shonen Ace
Tomos: 8
Manga Licenciado por: Ivrea
Premios:
ficha generada por leelibros.com
Welcome to the NHK! es una novela publicada en 2002 en Japón, de la que posteriormente, dos años después, comenzó la adaptación al manga, y en 2006 se estrenó la versión anime, que cuenta con un total de 24 episodios y es la que voy a reseñar aquí.

La historia gira en torno a Sato, un chico de 22 años que ha dejado la universidad y vive encerrado en su casa porque cree que todo el mundo conspira contra él. Un día conoce a Misaki, que le propone ayudarle con su asociabilidad mediante un programa especial.

La premisa de la serie es muy interesante, toca un tema que tiene mucho calado en Japón, los hikikomoris, los NEET y demás inadaptados sociales, muchos de los cuales viven recluidos en sus casas por diversos miedos. Pero la serie abarca en todos sus capítulos en espectro mucho más amplio, retratanto muchos más aspectos de la sociedad nipona: el suicidio, los trabajadores compulsivos, el mundo otaku en su nivel más extremo, la falta de empleo, cómo afectan estos problemas a la familia... Las distintas temáticas están introducidas de forma clásica, personalizadas en distintos secundarios que rodean al protagonista, y que si bien da la sensación de que es imposible que todo su entorno sea un cúmulo de inadaptados sociales, es algo perdonable y bastante común, y que no desmerece en absoluto a la historia.

Otro tema es la animación: desastroso el trabajo de GONZO, verdaderamente vergonzoso en muchos capítulos la calidad tan horrible tanto en el diseño de los personajes como en la animación de escenas, ya sea por un sombreado inexistente o unos trazos o movimientos francamente malos. Éste es el defecto más grande que le encuentro a la serie. La música por otra parte no me ha parecido especialmente destacable, aunque tiene algún tema bastante bueno, y las canciones de inicio y final son lo bastante pegadizas.

Porque en todo lo demás, Welcome to the NHK! me parece una serie magnífica, una radiografía social de diversas patologías y personajes que quieren corregirse, adaptarse al mundo al que viven, pero que generalmente sólo encuentran dificultades por todos lados. Es el caso extremo de encontrar que el mundo no es un lugar fácil, que se necesita un trabajo para vivir y poder comer, pero que no es fácil de conseguir ni mantener, que habrá buenas y malas personas a tu alrededor, aceptarlo y sobreponerse. En definitiva, romper la burbuja de la comodidad familiar y salir a pelearse con la vida, algo que todas las personas deben afrontar.

Los personajes están muy logrados, ajustando algunos estereotipos pero convincentes y bien desarrollados. Se empatiza rápidamente con ellos, y su historia, pese a que tarda en arrancar y alcanzar cierto ritmo, pasado el episodio 10-11 se vuelve muy adictiva e interesante, una vez que ya se conocen a todos los personajes. Es una serie que recomiendo, aunque también reconozco que no es un plato fácil de digerir, por su temática y porque la animación muchas veces no ayuda nada.

lunes, 7 de diciembre de 2009

Elizabeth: La Edad de Oro

Ficha en FilmAffinity.

Elizabeth cuenta parte de la historia de la reina Isabel I, en concreto las intrigas palaciegas que la rodeaban y sus desavenencias con España.

Lo primero que llama la atención de esta película es su excepcional reparto. Cate Blanchett está sensacional y es la auténtica estrella de la película, pero está acompañada por unos secundarios de lujo, como son Geoffrey Rush y Clive Owen, magníficos los dos. En el terreno técnico, el trabajo también es muy bueno, especialmente el vestuario, muy conseguido y variado.

La historia en sí misma no se desarrolla mal, no se me hizo pesada y todo el tema de intrigas palaciegas históricas siempre me resulta interesante. El problema que le veo, es su peculiar sesgo histórico para mostrarnos e idealizarnos a un personaje.

Que el objetivo de esta película es ensalzar a Isabel I está claro, la muestran como un personaje fuerte, independiente, sufridora por su condición de reina y no poder dar rienda suelta a sus emociones, etc. Pero cuando se dan de lado ciertas cosas, o se llega a "caricaturizar" a los "malos" para ensalzar a tu héroe, a mi generalmente me chirría. Y no lo digo porque en este caso los malos sean los españoles (que lo suyo tenían, para qué negarlo), pero Isabel I tampoco era una santa. Una cosa es una obra inventada, y otra la historia, que es lo que tiene, que está ahí y la gente puede comprobar cómo de verídica es una versión.

En fin, al final es lo de siempre, fidelidad histórica frente a espectacularidad cinematográfica. Pero creo que una cosa es equivocarse en algunos detalles (materiales, tipo de vestuario, etc.) y otra muy distinta no contar o contar según interese para dibujar a un personaje. Habrá quien encuentre esto irrelevante, pero a mi no me gusta.

Salvo este detalle, la cinta es entretenida, y todo aquel que guste de dramas de época no creo que se sienta defraudado, salvo si está espernado algo de rigor histórico. No es una mala obra, pero tampoco es especialmente recomendable para alguien que no esté especialmente interesado en la temática, hay cosas mejores que ver.

lunes, 30 de noviembre de 2009

Zan Sayonara Zetsubou sensei

Ficha en Wikipedia.

Nueva temporada del profesor suicida, y al igual que en las anteriores, uno se puede esperar exactamente lo mismo: más capítulos alocados, más crítica social y más surrealismo visual.

Sin embargo, no sé si porque la serie no parece avanzar hacia ningún lado o qué, esta temporada ya me ha resultado menos graciosa que las anteriores. Igual es que ya me he acostumbrado a su sentido del humor y no me resulta tan sorprendente y fresca, o igual es que los contenidos de los distintos episodios no me parecían tan interesantes.

Me parece que en esta temporada hay algunos momentos en los que prima más el delirio visual y la absoluta ida de cabeza del argumento que la propia crítica, lo que no me terminó de gustar demasiado. La serie deriva hacia un delirio imaginario que no tiene luego relación con la vida real de los protagonistas.

Los personajes se encuentran igual que en la temporada anterior, y no hay nuevas incursiones, lo que siempre resultaba refrescante. Es más, creo que lo mejor de esta serie vino cuando fue presentando paulatinamente a todos los personajes, dedicando un episodio a cada uno, y luego las primeras interacciones en clase. Es decir, la primera temporada. La segunda también me gustó bastante, pero las OVAs que vinieron a continuación (Goku Sayonara..., que no reseñé aquí) ya no me hicieron tanta gracia, y esta tercera temporada ha seguido el mismo camino.

Tenemos en definitiva 13 episodios más de esta saga que sigue criticando a la sociedad japonesa, sin tregua, y que muestra un trabajo técnico más que bueno por parte del estudio Shaft, pero que le puede pesar un poco la sensación de estar viendo una y otra vez lo mismo, si el tema que se critica no es especialmente interesante. No obstante y viendo lo que se ha estado estrenando este año, no es una mala opción.

sábado, 21 de noviembre de 2009

Adventure Island (NES)

Ficha en Wikipedia.

Con un emulador de la Nintendo de 8 bits he estado jugando los últimos meses a este juego, un clásico que también estaba disponible, si no recuerdo mal, para máquinas recreativas. Y digo últimos meses porque he tardado una barbaridad en pasármelo, en parte porque tampoco tengo mucho tiempo y sí demasiados hobbies, y también porque es un juego de una dificultad absolutamente demencial.

La historia es de lo más típica: raptan a la novia del protagonista y se la llevan a una isla, donde nuestro personaje tendrá que enfrentarse a numerosos insectos y bichos para ir pasando de fase, encontrarse con un jefe final y al derrotarlo, pasar al siguiente nivel, hasta encontrar al jefe supremo y recuperar a la chica.

Ya desde un principio llama la atención la dificultad del juego: un único contacto del enemigo, y estás frito. Tampoco es que se puedan conseguir vidas extras con suma facilidad, y os aseguro que morir en este juego es como el respirar. Es posible que no me haya pasado ninguna de las fases sin haber tenido que cargar de nuevo la partida (bendito emulador). El problema está en que todo está milimétricamente diseñado para no perdonar un error o un mal movimiento, ubicando bichos en puntos estratégicos, de forma que no es hasta que uno ha muerto y pasa otra vez por ahí que sabe en qué punto exacto tiene que disparar o saltar. El problema es la escasez de vidas, y que si te tocan, se acabó.


Es decir, tenemos que con un contacto, estás muerto. Pero no se contentaron ahí los desarrolladores, sino que además metieron una barra de vida, que va disminuyendo a buen ritmo, y se rellena con la fruta que se encuentra el protagonista. Esta fruta no está permanentemente disponible, sino que desaparece al poco de salir en pantalla, por lo que si no te das prisa, no comes y mueres. Además, hay fases en las que la cantidad de fruta brilla por su ausencia.

Durante el juego uno se puede encontrar huevos, que al romperlo pueden aportar extras al personaje: puede salir un hada, que da inmortalidad temporal, un arma mejorada que también puede romper las piedras rodantes, pero también te puede salir un bicho que se dedica a chupar una buena cantidad de la vida que tienes. Sin avisar, y sin posibilidad de evitarlo, si rompes el huevo para ver qué hay, te puedes llevar la sorpresa. Como si no hubiera bastantes problemas ya.

El diseño de los niveles es sencillo, pero el mayor problema es que se hacen tremendamente repetitivos, ya que se repiten los mismos esquemas, solo que metiendo más bichos. Seguirá apareciendo el bosque con sus arañas, el mar con sus pulpos y las cuevas con sus murciélagos. Solo que en mayor número, y colocados más estratégicamente si cabe.

Sorprendentemente, el jefe de nivel es relativamente sencillo, teniendo en cuenta lo que ha tenido que sufrir uno para llegar hasta ahí. Tiene unos movimientos cíclicos que permiten contraatacar muy fácilmente. Excepto el último jefe, al cual si tardas un poco más de lo habitual, empieza a moverse por toda la pantalla, siendo imposible evitarlo, y por consiguiente, mueres.

Personalmente, ha habido días que únicamente he avanzado una fase, y he tenido que dejarlo tras reiniciar unas 20 o 30 veces, para continuar otro día con la cabeza fría. Desesperante. Al final, si aguantas, la recompensa será esta pantalla, que me ha costado algunos años de vida por el estrés causado, seguro:
En total, 32 fases (8 niveles por 4 fases por nivel) que pondrán a prueba tus reflejos y sobre todo, la paciencia del jugador para no tirar la consola o el ordenador por la ventana. Si alguien se lo ha pasado jugando directamente a la consola y sin usar ningún truco, que sepa que es mi héroe.

miércoles, 18 de noviembre de 2009

Lawrence de Arabia

Ficha en FilmAffinity.

Hace poco vi por fin esta gran producción sobre la vida de T.E. Lawrence, oficial británico enviado al desierto árabe en la guerra de estos contra los turcos. La película se considera todo un clásico del cine, y mientras que con otras películas me he llevado una desilusión, debo decir que éste no es el caso.

A pesar de su extensísima duración (más de 3 horas y media), la historia de este oficial y su implicación con los árabes y la guerra librada allí en esa época se me hace muy interesante y amena. A esto ayuda la buena interpretación de Peter O'Toole como Lawrence, pero desde mi punto de vista, los secundarios lo hacen mejor todavía. Y es que el reparto es de auténtico lujo: Alec Guinness (como el Príncipe Feisal, aunque no lo pareciera), Anthony Quinn y un Omar Sharif inmenso. Interpretaciones deslumbrantes la de este cuarteto, sin duda alguna.

A nivel técnico la cinta es otra gozada. Hay algunos planos del desierto que son una obra de arte por el contraste de colores y la composición lograda para la escena. Sencillamente magnífico el trabajo de dirección y fotografía. Y magnífica también la banda sonora, con algunas piezas que se encuentran entre las más conocidas del mundo del cine, acompañando perfectamente las escenas de acción y las escenas reflexivas, o dejando únicamente el sonido del desierto.

La historia no obstante presenta algunos pequeños altibajos, algo que es casi imposible de evitar en casi 4 horas de metraje. Fundamentalmente, no me acaba de convencer el desarrollo de Lawrence. Me parece que, a pesar de ser el protagonista de la historia, es desde mi punto de vista el que está desarrollado de una manera un tanto más torpe, queda más desdibujado. No sé si está así a propósito, pero es algo que no me convenció. El resto de personajes no requiere de un gran desarrollo, eso es cierto, pero a Lawrence lo veo un tanto irregular.

Pero fundamentalmente, Lawrence de Arabia, al margen de detalles sobre el personaje y su desarrollo, es aventura y épica. Entretenimiento del bueno, y encima de una calidad técnica asombrosa, que eclipsan otros pequeños defectos, dejando una película estupenda. Sin duda totalmente recomendable, aunque avisados quedáis de su duración.

viernes, 13 de noviembre de 2009

Suzumiya Haruhi no Yuuutsu (2009)

¿Alguien tiene interés en saber cómo matar una franquicia de éxito? Que vea esta serie.

Suzumiya Haruhi no Yuuutsu fue, posiblemente, la serie de mayor éxito en el año de su estreno, y desde luego, es una de mis series favoritas. La combinación de su más que correcta animación, los personajes tan extravagantes, la historia y el desarrollo tan original de ésta calaron muy hondo entre muchos espectadores. Conociendo que hay 9 novelas (esperando la décima) de esta serie, era cuestión de tiempo que se decidieran a adaptar más partes de la historia, aunque ya el listón estaba muy alto...

Pero lo que han hecho con esta segunda temporada es bochornoso. Primero, en lo que respecta a marketing, y segundo y lo más importante, a la historia y desarrollo de la saga. Tras un primer episodio prometedor, que se puede enmarcar perfectamente junto al resto de la primera temporada, consiguiendo darles el mismo tono a los personajes, la serie entra en una espiral destructiva y recurrente, con el arco argumental del agosto infinito.

Vamos a ver, no se puede repetir 8 veces el mismo espisodio, es un suicidio narrativo. A todos nos parece lógico este razonamiento; o a casi todos, porque KyoAni, o más bien Kadokawa, según leí por internet, tuvo la brillante idea de estirar Endless Eight hasta la friolera de 8 episodios, más de la mitad de la serie. Lo peor es que esta saga podría haberse resuelto perfectamente, y con originalidad, en tres. 5 episodios más totalmente repetidos, donde lo único que cambia son las ropas de los personajes y los encuadres de la escena, supongo que para no aburrir con exactamente el mismo episodio. Y donde la conclusión no es ni por asomo, algo importante para el devenir de la historia. Es tiempo perdido.

Las otras dos sagas están bien. Bamboo Leaf, el primer episodio, sigue con la misma continuidad del anterior, y personalmente me gustó bastante el arco de The Sigh of Suzumiya Haruhi, porque encuentro que desarrolla bien a los personajes dada la situación cronológica en la que se encuentran y todo lo que está pasando. Pero entre medias, uno ha tenido que tragarse Endless Eight (si bien no vi todos, sí tuve que esperar hasta que terminó). Si hubieran eliminado 5 episodios de Endless Eight y hubieran animado en su lugar The Disappearance of Suzumiya Haruhi, hubiéramos tenido seguramente una continuación más que digna. Pero es lo que hay... Imagino que una gran parte de los seguidores se han identificado claramente con Nagato, totalmente aburrida.


La serie también se ha llevado palos en cuanto a la animación, criticando el parecido excesivo en los diseños, a partir de Endless Eight, con la última serie de KyoAni, K-On! Ciertamente hay algunas comparativas por la red que muestran un parecido más que evidente en diseños y movimientos. Además, la animación no es tan brillante como la primera temporada. Imagino que la crisis toca a todos por igual, puesto que este año no se salva nadie, en todos lados he visto animaciones mediocres, viniendo de estudios con una reputación más que buena.

En resumen, decepcionante. Mucho tiempo esperando para ver cómo una de tus series favoritas es maltratada por sus dueños, que seguramente han elaborado un brillantísimo plan de marketing; si logran colar 4 DVDs con los mismos episodios, pierdo la fe en la humanidad). Y ahora anuncian una película para febrero de 2010. Visto lo visto, me espero que sea estirar más el chicle...

sábado, 7 de noviembre de 2009

Leones por Corderos

Ficha en FilmAffinity.

Leones por Corderos, dirigida por Robert Redford, narra tres historias relacionadas con la trama de la guerra de Afganistán de fondo. Los protagonistas son una periodista, un congresista republicano y un profesor de Ciencias Políticas, que aportarán su visión al conflicto.

Redford nos habla en esta película sobre la falta de motivación y de idealismo que impera en el mundo de hoy día. Sobre cómo funciona la prensa y cómo se gestionan las guerras desde los despachos. En definitiva, de cómo funciona el mundo, nada que no sepamos si nos paramos a analizar un poco las cosas, aunque no por ello tiene menos mérito.

La intención de esta película es buena, pero se queda en eso, en intención. Le falta algo, es casi como una lección de instituto, pero no tiene fuerza en la transmisión. El mensaje está bien, pero la forma chirría un tanto, ya sea porque alguna historia no engancha del todo, o porque el ritmo se hace un tanto pesado en ocasiones.

La historia del profesor y el alumno se enmarca claramente en esa apariencia de lección, y quizá esta historia sea la que menos me interese de todas; la de la entrevista de la periodista con el congresista la encontré más interesante. A nivel técnico la película es bastante correcta y tiene algunas escenas muy evocadoras. Pero si algo tengo que destacar, son las interpretaciones del trío protagonista, que están francamente bien en sus respectivos papeles.

Lo demás es un drama político sobre un conflicto actual y que plantea lo mal que está el mundo. Si ya lo sabías nada nuevo bajo el sol, y si no lo sabías igual te plantea algunas preguntas, algo que siempre está bastante bien, y aunque el ritmo es un tanto irregular la duración no es excesiva (hora y media), lo que siempre juega en su favor.

miércoles, 4 de noviembre de 2009

Tokyo Magnitude 8.0

Ficha en FilmAffinity.

Esta serie es una de las últimas producciones del estudio Bones. Se estrenó en la floja temporada de verano, y de las que empecé a ver ha sido la mejor de todas.

Tokyo Magnitude 8.0 se puede encuadrar en ese género catastrófico tan querido por directores como Roland Emmerich: la ciudad de Tokio sufre un terremoto de 8 grados en la escala Richter, y pilla a dos hermanos lejos de sus padres. La historia sigue a estos dos personajes en su intento por llegar hasta su familia.

Antes he mencionado a Emmerich, pero la comparación sólo queda en el género catastrófico; Tokyo Magnitude da una auténtica lección de narración y cómo llevar una historia de este tipo con elegancia, con buen desarrollo de los personajes y de la historia.

Me llamó la atención el primer episodio, donde presentaba a los personajes y ocurría el terremoto. Una presentación de personajes muy buena, dibujando perfectamente los miedos, temores y esperanzas que tienen los protagonistas a esa edad, y terminando el episodio con una escena magnífica con el terremoto y la destrucción ocasionada.

A partir de aquí, y sabiendo que las series japonesas tienden a desinflarse partiendo de buenos comienzos, estaba un poco receloso, pero los siguientes episodios confirmaron esta buena impresión. No es una serie atropellada en su desarrollo, se toma su tiempo, y presenta momentos bastante buenos en las relaciones de los protagonistas. Es bastante realista, dentro de lo que cabe en el argumento, y nadie hace heroicidades imposibles de cara a la galería. Quizá tenga un pequeño bajón en algún episodio, pero nada que ensucie la impresión general.

También es una serie cruel, como no podía ser de otra forma dada la temática, aunque a veces sorprende ver hasta qué punto puede serlo. A nivel técnico la serie se muestra irregular, hay algún bajón de calidad de animación en algunos episodios, y el diseño de personajes tampoco me parece especialmente destacable. Las escenas de acción tampoco parecen demasiado fluidas. Parece que Bones no está en su mejor momento, o no han querido darle mucho presupuesto a esta producción, animando a la vez el remake de Fullmetal Alchemist.

Pero la historia es buena, y es una serie que se ve en un rato, sólo cuenta con 11 episodios. Quizá de lo mejor que llevo visto este año, un tanto decepcionante en lo que se refiere a anime.

miércoles, 28 de octubre de 2009

If You Were Me

Ficha en FilmAffinity.

If You Were Me es un conjunto de historias realizadas por seis directores distintos, entre los que se encuentra Park Chan-wook, al que le debemos la estupenda Trilogía de la Venganza, de la que Oldboy es su obra más redonda, en mi opinión.

El que estuviera involucrado este hombre fue el motivo principal para que me decidiera a ver esta película, a la que de otro modo no le hubiera prestado mucha atención. Estos seis directores recrean historias que giran en torno a los problemas de discriminación del mundo actual, en Corea, aunque estas situaciones son fácilmente aplicables al resto del mundo.

Uno puede encontrar así historias sobre el aspecto físico, sobre la educación de un hijo, problemas de discapacitados, etc. Como las historias son cortas, se dejan ver en general bastante bien; quizá destacaría negativamente la primera de ellas, The Weight of Her, que me pareció la más aburrida, o la quinta, Face Value, que no me terminó de gustar.

El resto de las historias no están mal, aunque tampoco es que sean una maravilla. La de Park Chan-wook, basada en hechos reales y motivo principal de que viera esta obra, se encuadra también en esta descripción.

If You Were Me no destaca especialmente entre todo el repertorio de cine, incluso de cine coreano, pero plantea algunas preguntas interesantes, y presenta unas situaciones que, si bien puede dar la impresión de que están exageradas en su forma, el fondo sí es universal.

Actuaciones correctas, buen trabajo técnico y unas historias que se ven bien, y que pretenden abrir los ojos frente a distintos problemas de discriminación. Cine social, que lo llamamos aquí, que a mi personalmente no me llama demasiado la atención. Sin embargo tampoco me arrepiento de haber visto esta película.

lunes, 19 de octubre de 2009

La Historia Interminable

Título: La Historia Interminable
Título original: Die Unendliche Geschichte
Autor: Michael Ende
Género: Fantasía, Juvenil
Saga:
Año Copyright: 1979
Premios:
ficha generada por leelibros.com

Todo un clásico que tenía pendiente por leer. Conocía la película, que habré visto como 5 ó 6 veces en mi infancia, pero no había leído nunca el libro. En líneas generales me ha gustado, aunque me ha parecido un poco irregular. Más que irregular, creo que su interés cae a medida que pasan las páginas.

La historia del humano que pasa a un mundo de fantasía ya se ha visto hasta la saciedad, aunque en el punto en que se editó este libro no sé si fue precursor o no. Bastian representa a ese niño que nadie hace caso (o eso se cree él), deseoso de ser el protagonista de una auténtica aventura, con series fascinantes en un mundo de fantasía. ¿Quién no ha deseado eso alguna vez?

Me gustan las analogías que establece Ende en su libro, cómo funciona Fantasía, y cómo relaciona a los humanos con este mundo. Creo que ésta es de las partes más acertadas en cuanto al trasfondo de la obra se refiere.

También me gustó mucho la primera parte del libro, en la que Bastián está leyendo La Historia Interminable. Creo que es aquí donde la narración de Ende funciona mucho mejor y donde la historia se me antojó más entretenida y atractiva. Sin embargo, a partir de cierto punto clave, empecé a notar que se me iba haciendo cada vez más cuesta arriba leer los capítulos, y que la historia iba perdiendo interés, a pesar de contener algunos pasajes y hechos interesantes.

Esta parte me recordó muchísimo a El Señor de los Anillos, y es que la historia del objeto de poder que todo lo corrompe imagino que es más viejo que el Sol. Toda esta parte de corrupción, aunque interesante en lo que respecta a moraleja e historia, narrativamente la encuentro más espesa. Sin embargo el borrón no es tan grande como para empañar la obra completa, que me pareció muy disfrutable y con algunos pasajes espléndidos.

viernes, 16 de octubre de 2009

Hayate, Mayordomo de Combate

Ficha en Wikipedia.

Hayate no Gotoku!, conocida en España como Hayate, Mayordomo de Combate, es un manga de Kenjiro Hata, que se sigue publicando a día de hoy en la revista Shônen Sunday, donde lleva 20 tomos recopilados. La serie tiene un relativo éxito en Japón, por lo que la adaptación al anime era inevitable.

En esta reseña se tratará el anime, que consta de una primera temporada de 52 episodios, más una OVA y una segunda temporada de 25 episodios más. El protagonista de la historia es Hayate, un chico desafortunado al que sus padres dejan una enorme deuda; para pagarla, intenta secuestrar a una chica, aunque falla. Esta chica resulta ser de una adinerada familia, y paga la deuda de Hayate con la condición de que éste trabaje como su mayordomo hasta que la salde.

La premisa es una chorrada, y la serie claramente se desmarca al principio con numerosas referencias a otras series (Inuyasha, Evangelion, Saint Seiya...), humor absurdo y personajes a cada cual más extravagante. El comienzo es verdaderamente fulgurante, y me gusta esta etapa donde la serie es una chorrada tras otra.

No obstante llega un punto donde la serie comienza a girar a una especie de shônen harem extraño, donde únicamente falta el ecchi (y algo ahí), porque tiene el resto de características: se introducen más y más chicas (Hayate prácticamente interactúa únicamente con chicas, salvo cuando se trata de otros mayordomos), aparecen los clásicos malentendidos, triángulos y cuadrángulos amorosos, etc.

En favor de los personajes, diré que la clasificación de las distintas clases de chica que rodean al protagonista no es un cliché tan descarado como en otras series; sí que aparece algún clásico, pero por lo general no es un calco de personajes tan descarado como en otras.


A medida que estra trama harem va cobrando fuerza, las referencias a otras series se van perdiendo, y aunque la serie sigue teniendo algunos puntos cómicos buenos, estos están más dispersos, habiendo episodios donde realmente pasa muy poco, o nada. Lógicamente esto repercute en el ritmo de la serie, resintiéndose. 52 episodios son muchos ciertamente, y la segunda mitad de la serie es más irregular y menos entretenida que la primera.

La OVA es un auténtico episodio de relleno en forma de fanservice, que no merece mucho comentario adicional. Por su parte, la segunda temporada sigue en la línea de la segunda mitad de la primera temporada. Hay momentos en los que la historia está interesante, pero hay otros cuantos episodios más monótonos, manteniendo su ritmo irregular.

A nivel técnico es correcta, el diseño es agradable, la animación no está mal, y aunque se cambió al estudio para la segunda temporada, el diseño y el nivel se mantuvieron prácticamente idénticos. La música no destaca mucho, salvo en los openings, tiene algún par de ellos bastante buenos.

Hayate Mayordomo de Combate es una serie que promete mucha locura y un humor completamente alocado al principio, pero que a mitad de la primera temporada comienza a cambiar su rumbo. Me siento un poco decepcionado por lo que esperaba al principio, pero es una serie entretenida de ver. No obstante, de haber más series pendientes, desde luego no creo que ocupe o merezca un puesto preferencial.

miércoles, 14 de octubre de 2009

Taxi Driver

Ficha en FilmAffinity.

Una de las obras cumbres de Martin Scorsese, director al que quería dar más oportunidades después de ver Gangs of New York y El Aviador. La primera me aburrió muchísimo, y la segunda la encontré aceptable, aunque tampoco nada del otro mundo. Con Taxi Driver me ha pasado lo mismo que con esta última, a pesar de su condición de clásico.

No me termina de convencer el estilo de Scorsese. Para mi gusto es demasiado lento, espeso en ocasiones; sin embargo hay escenas en las que se desenvuelve bastante bien, quedando un conjunto un tanto irregular.

Taxi Driver gira en torno a la vida de Travis, que consigue trabajo como taxista para conducir de noche por las calles de Nueva York, asistiendo así de primera mano a lo más sórdido de la ciudad.

Me gustan las partes en las que la película critica las burradas y lo sucia de la sociedad, son críticas acertadas y que quedan muy bien reflejadas. Sin embargo, en lo que respecta a la narración encuentro partes aburridas o directamente inútiles, a las que no les acabo de ver mucho sentido. Es decir, entiendo la intención, pero al menos desde mi punto de vista no se consigue el efecto deseado en la narración. Esto, sumado al estilo del director, hacen que al final la película me resulte bastante irregular, llena de altibajos.

Lo mejor, las interpretaciones. Robert de Niro está francamente bien, y la sorprendente Jodie Foster también, aunque por sí solos no me bastan para considerar a esta película como algo destacable. La ambientación de Nueva York está muy bien conseguida, otro de los puntos fuertes, pero por otra parte, la banda sonora no me dijo absolutamente nada.

A mi al menos me ha parecido una película para ver una vez y no repetir. Tiene sus cosas buenas, algunas escenas conseguidas, la ambientación de ese sórdido ambiente nocturno de la ciudad y la interpretación de de Niro, pero lo alterna con otros momentos irregulares y una lentitud excesiva en su desarrollo. Scorsese sigue sin ganarme, y creo que ya le he dado bastantes oportunidades.

viernes, 9 de octubre de 2009

Hechiceras

Ficha en Planeta de Agostini.

Hechiceras es una serie de dos tomos, formada por historias cortas sobre el mundo de la hechicería, aproximándose a él de diferentes formas en función de distintas culturas.

En líneas generales se deja leer, pero tampoco resulta una serie especialmente recomendable entre toda la variedad que hay en el mercado. Hay algunas historias mejores que otras dentro de las incluidas, pero ninguna me pareció especialmente buena.

El dibujo es extraño. Por momentos parece caótico y muy detallado, y en otros casos parece una versión preliminar, un boceto de la viñeta, con un trazo muy vago. Esto último lo encontré especialmente en el segundo tomo, y es bastante molesto. También me gustaron más las historias del primer tomo que las del segundo.

Lo bueno es que son historias cortas, por lo que se leen rápido y no llegan a hacerse pesadas, en el caso de las que menos me gustaron. No hay historias especialmente buenas, pero tampoco las hay especialmente malas, siendo el punto común en todas ellas la reivindicación de la naturaleza por estas hechiceras, que es la clave de su modo de vida.

En resumen, son dos tomos de lectura entretenida, pero olvidable al cabo de poco tiempo.

miércoles, 7 de octubre de 2009

Antes que el Diablo Sepa que has Muerto

Ficha el FilmAffinity.

Dos de dos con Sidney Lumet. Ya comenté tiempo atrás que 12 Hombres sin Piedad me parece, hasta la fecha, la mejor película que he visto de cine clásico. Y la siguiente película suya que veo es la última que ha realizado, y que aunque no llega al nivel de aquella obra maestra, sí se muestra como una cinta muy sobria y correcta.

La historia comienza cuando dos hermanos, necesitados de dinero, deciden atracar la joyería de sus padres, en lo que intentaba ser un atraco sin violencia. Sin embargo, se le va de las manos, desatando toda una serie de complicaciones imprevistas.

Técnicamente, la película es una gozada por el buen manejo que demustra el director en las escenas, sabiendo colocar la cámara en el punto adecuado. En lo que respecta a interpretaciones, Philip Seymor Hoffman y Albert Finney están tremendos; Ethan Hawke y Marisa Tomei también acompañan francamente bien.

Y lo mejor, la historia. Cómo se va construyendo desde el principio, con la escena del atraco, y cómo se va recomponiendo la historia poco a poco, con todo lo que ello implica para sus personajes. Toda una reconstrucción que funciona como un reloj, que mantiene la intriga y el suspense de forma sensacional, y que recompensa al espectador con un final magnífico. La historia en sí quizá ya se haya visto decenas de veces, pero la elegancia con la que la cuenta Lumet es sensacional.

Cruel, con un poco de cine negro y venganza, y absolutamente disfrutable en toda su extensión. Me recordó un poco al cine de los hermanos Cohen, o incluso Woody Allen, en esas cintas de enredos en los que la situación se va desmadrando cada vez más, hasta que llega a ser incontrolable.

Pocas cosas negativas le pondría: quizá ese efecto cuando pasa a distintos instantes temporales, que no me gustó mucho, pero poco más, un detalle sin importancia. Puedo decir que, sin ser una obra de arte, es una de las mejores películas (junto con Up) que he visto últimamente, seria, correcta y de calidad.

viernes, 2 de octubre de 2009

Yokohama Kaidashi Kikô

Ficha en Wikipedia.

Este manga se publicó en la revista Afternoon, de Kodansha, y cuenta con un total de 14 tomos. A pesar de ese número de tomos, la serie se publicó a lo largo de 12 años, entre 1994 y 2006.

Del autor, Hitoshi Ashinano, no conocía nada, pero sí había leído buenas recomendaciones sobre este manga en cuestión, y dada la temática me venía bien para desintoxicar entre tanto shônen, que últimamente estaba siendo decepcionante.

La impresión general que me ha causado esta serie es buena, aunque no sobresaliente, como había leído que era. Es una serie muy tranquila, que cuenta las pequeñas aventuras cotidianas de Alpha, un robot humanoide, en una Tierra futurista donde los océanos han crecido y han surgido nuevas formas de flora y fauna.

En general, en la serie "no pasa absolutamente nada", no existe una trama de fondo, más allá de presentar la visión de este mundo a través de los ojos de Alpha. Esta falta de trama llega hasta el punto de que existen capítulos donde realmente no pasa aparentemente nada, y donde únicamente Alpha se dedica a ver llover, por ejemplo. Esto, a pesar de lo cotidiano y del posible romanticismo que puede guardar, en ocasiones es un tanto frustrante.

Sin embargo es una serie amable y sencilla de leer. No pasa nada, pero extrañamente uno acaba teniendo cariño a los personajes, a los que va viendo crecer a lo largo de los tomos, que por otra parte se leen muy rápido, lo que ayuda a que la serie no canse, a pesar del extraño desarrollo de la historia.

La calidad del dibujo es excepcional, especialmente en los fondos, mientras que el diseño de personajes no me llama tanto la atención, quizá por comparación. Existen páginas que parecen auténticas postales, preciosas.

En cuanto a la historia, ya digo que se podía haber explotado un poco mejor en algunos momentos. Mientras que hay algunas partes que me gusta cómo están desarrolladas, como la relación de Alpha con sus amigos más cercanos, hay otras que parecen esbozos por desarrollar, dejando la puerta abierta a cualquier tipo de interpretación. Obviamente lo más importante en este tipo de series es lo primero, así que no me parece un defecto demasiado importante, aunque sí que me hubiera gustado conocer con un poco más de detalle algunas cosas.

Yokohama Kaidashi Kikô es una serie diferente, tranquila y relajada, que no tiene nada que ver con interminables batallas o historias pomposas. Es una buena muestra de que en el mundo del manga existen más cosas, aunque le falla un poco el desarrollo de la historia en algunos momentos. Puede ser una opción interesante para los que busquen algo distinto.

lunes, 28 de septiembre de 2009

Up

Ficha en FilmAffinity.

Es increíble la habilidad que tiene el estudio Pixar para enlazar una gran película tras otra. Si hace poco nos regaló Wall-E, una de las películas que más me gustaron de las que vi ese año, ahora es el turno de Up, de la que podría realizar la misma valoración.

En este caso la historia trata sobre un anciano, cansado de cómo está la vida en su presente, decide cumplir una vieja promesa y se lanza a la aventura.

Parece que en Pixar han encontrado el equilibrio entre la madurez y el puro divertimento infantil.
Al igual que pasaba con Wall-E, la apertura de la película es sencillamente prodigiosa. Todo un despliegue narrativo que deja al espectador con la boca abierta tras ver la habilidad que se destila en esta secuencia de cine mudo. Tenemos aquí la parte más nostálgica de toda la película y posiblemente la más redonda, sin duda alguna.

Después de esta parte se entra ya en otra más comercial y que contentará a un público más infantil y general, con elementos clásicos de las películas Disney (esos animales parlantes), pero introducidos de una forma más graciosa, en mi opinión. Porque eso sí, la película tiene algunos puntazos muy graciosos, en los que toda la sala nos partimos de risa.

A nivel técnico huelga decir que Pixar muestra un nivel altísimo. Me gusta que no se centren tanto en querer hacer personajes humanos lo más parecido posible a la realidad, puesto que al final eso siempre queda extraño, y se dediquen a deleitarnos con un diseño de personajes efectivo, unos decorados preciosos y una fluidez impresionante.

Sobre la historia, los mensajes parecen claros. Es lo bueno de Pixar, los niños se quedarán con los perros y el extraño animal, y los adultos verán una tremenda historia sobre la inocencia, el amor, la aventura y en definitiva, sobre la vida misma, que al final es la mejor aventura de todas. Todos salimos ganando.

Quizá parece que a Pixar le falta ese punto de osadía para seguir con el mismo tono que cuando empieza, aunque como digo, parece que han encontrado un buen equilibrio para contentar a todos. Up es una de las mejores películas que he visto en este 2009, y nuevamente, la compañía del flexo es la encargada de hacerla. Y que duren.

miércoles, 9 de septiembre de 2009

Como Conocí a Vuestra Madre (T1)

Ficha en FilmAffinity.

Mis amigos tuvieron a bien regalarme la primera temporada de esta serie, a la que tenía muchísimas ganas; por un lado, las críticas que recibía, mayormente uniformes en cuanto a su calidad y disfrute, y por otro, porque ya había visto los primeros y sabía que me iba a encantar.

Y así ha sido, una apuesta segura. Como Conocí a Vuestra Madre cuenta la historia de Ted, y cómo éste les cuenta a sus hijos sus peripecias cerca de la treintena buscando a la que será la madre de sus hijos.

Creo que esta serie es una digna heredera de Friends. De hecho, me recordaba al principio a ella en varios momentos, aunque luego uno se va olvidando de las comparaciones.

Tiene buenos personajes, y a mi al menos Ted no se me hizo muy cansino, que es lo más peligroso de este tipo de personajes. Barney es sensacional (fantástico el personaje y la interpretación de Neil Patrick Harris), y el resto de amigos aportan el toque necesario.

Es curioso cómo pasa el tiempo... Hace años, cuando empecé a ver Friends, los veía a todos mayores, y ahora me doy cuenta que tanto aquella como ésta representan a personas de mi mismo grupo de edad. Vivir para ver... Y quizá será por esto, pero la identificación es más fuerte, y los problemas se ven más cercanos también.

Los capítulos se desenvuelven bien en el plano cómico, sacando algunos momentos gloriosos, a la vez que se van viendo pinceladas del resto de personajes que los irán haciendo crecer. De los episodios destacaría los últimos de la temporada, realmente te deja con muchas ganas de más, y "El Incidente de la Piña", magnífico episodio puzzle. El resto de episodios se mantiene al menos en un nivel notable, lo que está bastante bien.

Ahora toca seguir con la segunda temporada, que hay muchas ganas. Es una serie totalmente recomendable para pasar unas risas, y desde Friends que no me enganchaba tanto una sit-com en lo que respecta a ver episodios seguidos: 14 me vi en una sentada (no cuento a The Big Bang Theory, porque cuando la empecé sólo llevaban 8, de los que me vi 6 seguidos).

lunes, 7 de septiembre de 2009

Tokyo.sora

Ficha en IMDb.

Tokyo.sora cuenta la historia cotidiana de seis personas en la ciudad de Tokio. Con esa sencilla frase se resume la premisa de esta peli de dos horas de duración.

Debo decir que no tuve la paciencia para terminar de verla, porque me pareció bastante aburrida, tanto en su presentación como en su desarrollo. Además, la presentación de los distintos personajes me pareció un tanto torpe, lo que ayudó a hacerlo todo un poco más confuso.

Aún así creo recordar que vi la primera hora y algo, y tras ver que las historias no me enganchaban y que la película no parecía llevarme a ningún sitio, la dejé. Algo que no suelo hacer con casi ninguna peli, así que muestra un poco lo aburrido que podía llegar a estar.

Igual luego me perdí lo mejor, que en el último cuarto de hora pasa algo impresionante y se enlaza todo de manera magistral; en ese caso, no me parece tampoco muy coherente dar hora y tres cuartos de aburrimiento para compensar al final.

Ya he visto relativamente bastante cine oriental, así que soy consciente de que es un cine pausado y lento, cosa que no me desagrada, así que no la dejé por eso. Mientras que Koreeda me parece un director muy bueno, y es tambien muy muy lento en su desarrollo, sus historias sí me gustan de principio a fin. Por nombrar un ejemplo. Pero éste no es el caso, me pareció una pérdida de tiempo.

En fin, parece que no tengo suerte con mis últimas pelis orientales, a ver si pronto se cambian las tornas, que hace tiempo que no descubro nada interesante, salvo el siempre fiable cine de Kurosawa, por muy gafapasta que suene...

viernes, 28 de agosto de 2009

El Ultimátum de Bourne

Ficha en FilmAffinity.

Habiendo visto ya (un par de añitos he tardado desde que se estrenó la tercera) toda la trilogía de Bourne, debo decir que dentro del cine palomitero, de explosiones, persecuciones, disparos y peleas, esta saga se ha mostrado como una de las más correctas que he visto del género.

Realmente, esta película se siente como otra más dentro de este pequeño universo que han creado con Jason Bourne, el agente sin memoria que busca su pasado. La continuidad está más que conseguida.

Dentro de una película de este tipo lo mínimo es pedirle que al menos, las escenas de acción estén a un buen nivel, y ésta lo consigue. El ritmo de la peli es endiablado, siempre pasa algo, te mantiene constantemente atento a la pantalla y las escenas de acción son más que correctas, mostrando un buen nivel técnico en la realización.

Las interpretaciones están bien, lógicamente aquí no se puede lucir ningún actor como lo haría en otras películas más preparadas para ello, pero no se sobreactúa, que ya es decir. Los personajes, ya construidos en anteriores entregas, siguen desarrollándose un poco más en la búsqueda de ese pasado perdido.

No hay grandes moralejas ni mensajes, sólo disfrute y entretenimiento en su estado más puro. De forma global, diría que esta película me ha gustado más que la segunda parte, que también fue bastante correcta, aunque me gustó un poco más la primera. En cualquier caso, las tres forman un bloque muy bueno para ver unas cuantas explosiones, disparos y peleas cuerpo a cuerpo movidas por el misterio de la búsqueda de identidad.

Una buena elección para pasar el rato si se quiere ver algo que no sea muy metafísico, que también viene bien de vez en cuando.

jueves, 20 de agosto de 2009

K-On!

K-On! es de los últimos trabajos del estudio Kyoto Animation, basada en una serie de tiras cómicas, al estilo Azumanga Daioh. En este caso, la historia sigue a un grupo de chicas que forma un grupo de música en el instituto.

Lo del grupo de música es puramente circunstancial. Ya podía haber sido un club de arqueología, de numismática o de lectura, porque lo importante de esta serie, que se enmarca dentro del denominado slice-of-life, es seguir la evolución de este grupo de amigas.

No obstante, el ser un club de música posibilita otras cosas, además de mayor merchandising en forma de CDs. Por ejemplo, el apartado sonoro de la serie, al menos las canciones del grupo, deben ser lo suficientemente correctas. En este sentido, son pocos episodios y el repertorio es muy escaso. La mejor canción, la del ending, no llega a aparecer en la serie, si no recuerdo mal. No se profundiza demasiado en el aprendizaje y evolución musical, por lo que aquellos que estuvieran buscando algo más importante en este sentido pueden verse decepcionados en parte. Esta serie dista mucho de querer ser algo parecido a Beck.

El diseño visual de los personajes es agradable, y la animación es fluida, como era de esperar por parte de KyoAni. En cuanto a la personalidad de las chicas, sigue la habitual fórmula de juntar personalidades diferentes: la patosa, la callada, la alocada, etc. Nada nuevo bajo el sol en ese aspecto, aunque el resultado funciona.


La historia comienza con la formación del grupo, y los episodios se suceden dejando una sensación muy agradable tras su visionado, se muestra como una serie divertida, entretenida y en general, de aquellas que te dejan una sonrisa en los labios.

Su problema, es que los primeros episodios apuntaban muy alto, con un ritmo muy bueno y situaciones cómicas divertidas, reflejado muy bien las relaciones de un grupo de amigas. Posteriormente, a mitad de serie, este ritmo baja un tanto y la serie se recrea un tanto en su propio intento de ser agradable. Por usar el término japonés, se pierde un tanto en su propio "kawaiismo" y se pierde un poco la propia historia de evolución de la relación entre las amigas o del objetivo del grupo.

A pesar de este defecto, en general disfruté con todos los episodios, y con algunos disfruté mucho, sobre todo al principio. No se aprecia de forma implícita la mejora musical del grupo, ni le dedican muchos episodios a entrenar o cantar; tampoco resulta tan agradable como resultó Azumanga Daioh o resulta Yotsuba!, pero general, su mejor valor es que resulta una serie cómoda de ver, entretenida y agradable, aparte de estar bien animada, aunque podría haber resultado algo mejor dada la impresión que dejó su comienzo.

lunes, 17 de agosto de 2009

My Mighty Princess

Ficha en FilmAffinity.

Tras un pequeño descanso vacacional, vuelvo a la carga con las reseñas. En este caso, le toca a una película que vi antes de las vacaciones, la penúltima película de Kwak Jae-young, director de My Sassy Girl o Windstruck, entre otras.

Antes que ésta me vi la última, Cyborg She, que aunque no la comenté por aquí, por ser de la etapa en la que tenía cerrado el blog, debo decir que me gustó. Quizá esté un peldaño por debajo de Windstruck o Classic, y desde luego un par de ellos por debajo de My Sassy Girl, pero no estaba mal.

En cambio, con My Mighty Princess puedo decir que me he llevado mi primera desilusión con este director coreano.
La historia gira en torno a So-hwi, hija de uno de los cuatro mayores guerreros de artes marciales. Ella debería heredar el golpe letal de su madre y seguir la tradición de su clan, pero prefiere ir a la universidad, donde conoce a un chico y se enamora, planteándosele el dilema de elegir entre ser una chica normal o ser una toda una maestra de las artes marciales.

El romance, ya sea con toques de comedia como en My Sassy Girl o el más puro drama como en Classic, siempre ha sido el fondo de las películas de este hombre. Y en cada una de ellas buscaba una ambientación diferente para contar una historia de amor; en el caso de My Mighty Princess, las artes marciales y el encuentro con el género wuxia del cine chino.



Pero más allá de esta mezcla de géneros, en el que la película no se acaba de posicionar claramente, una de las cosas que no me convence es su estilo, muy videoclipero, con esas canciones tan repetitivas siempre que salían los personajes, especialmente el odioso chico de la moto. La historia tampoco me dijo mucho. Presenta la clásica elección entre una vida normal e integrada en la sociedad, como una persona normal, y otra donde se acepta que se es distinto. A la vez, nos deja diversos triángulos y cuadrángulos amorosos, bastante aburridos desde mi punto de vista. Sumado al hecho de que la historia es un tanto previsible y la realización de ésta no aporta nada interesante.

Las escenas de los combates son pasables, aunque si no sois fan del género wuxia ya sabéis lo que os vais a encontrar: gente volando, golpes imposibles, etc. A mi personalmente no me desagrada, aunque tampoco me acaba de convencer por lo general, y eso, sumado a la indiferencia que sentía respecto a los personajes y a la historia, hizo que no me interesara mucho la historia al final.

Desde mi punto de vista, un pequeño bache para Jae-young, del que luego, por lo que pude ver, se recuperó en She Cyborg. Ahora a esperar su siguiente película, que ojalá siga por los clásicos derroteros, y no por el de esta My Mighty Princess.

lunes, 27 de julio de 2009

Legend of the Seeker (T1)

Ficha en FilmAffinity.

Legend of the Seeker fue otra de las series que empecé de esta temporada, al igual que Fringe. Y lo hice ilusionado por dos motivos: primero, que es una serie de fantasía, y siento debilidad por este género; y segundo, que Sam Raimi estaba involucrado, lo que parecía que daba cierta tranquilidad.

Una vez vista la temporada completa, no me atrevo a decir si veré la segunda o no. Pero vamos por partes, en primer lugar debo decir que no he leído la saga de La Espada de la Verdad, así que mi valoración sería casi toda en lo que respecta a la serie de televisión. Como adaptación, lo único que diré es lo que todo el mundo me ha comentado: que la adaptación es "un tanto libre".

No puedo hablar entonces de lo mucho o poco que me cuadran los actores en cuanto a la fidelidad del personaje. Me gusta Zedd y me gusta Kahlan, y siento cierta indiferencia por Richard, aunque no me cae mal, teniendo en cuenta que es el clásico protagonista que se convierte en héroe de la noche a la mañana. Zedd es el mago y consejero, y Kahlan es el personaje que me resulta más interesante y original, si había leído sobre algún tipo de personaje parecido al menos lo enmascara bien. E
l de Rahl especialmente no me cuadra mucho, no transmite lo que debe transmitir.

La producción no está mal, tanto los decorados como el vestuario y demás detalles son correctos para una serie de televisión, mientras que la música no destaca mucho y los efectos visuales dejan que desear en ocasiones, pero estamos ante una serie, donde el presupuesto es considerablemente menor que en una película.


En cuanto a la historia, es un tanto extraña. Por lo general los capítulos me suelen resultar entretenidos, aunque en bastantes de ellos la situación y el desenlace están tan claros que les resta interés. Tiene episodios mejores y otros peores, entretienen, pero no llaman la atención. El desarrollo de la historia no tenía muy mala pinta, se iban introduciendo personajes poco a poco, aparecían pequeñas aventuras para ir presentando facciones y ciudades, y poco a poco se iba conociendo la historia importante.

Sin embargo acabé muy decepcionado con los dos últimos episodios. Como me pasó con Héroes, salvando las distancias, ya que aquella me pareció mejor serie en sus inicios que ésta. Los dos episodios finales los encuentro bastante malos, la historia me parece ridícula por la brusquedad con la que se presenta, y el desenlace del episodio final, horrible. Clásica sensación de "22 episodios para ésto".

Una historia sencilla, normal, que queda lastrada por un final malo. Así que no sé muy bien qué hacer con la segunda temporada, de momento la idea que tengo es no seguirla, y si acaso, pasarme a los libros.

Si buscáis una serie entretenida y ligera de fantasía, puede ser una opción. No es horrible (salvo personalmente, ese final), pero tampoco es destacable. Esperemos que la versión de Canción de Hielo y Fuego esté a la altura de una adaptación digna.

viernes, 24 de julio de 2009

Crónicas Marcianas

Título: Crónicas Marcianas
Título original: The Martian Chronicles
Autor: Ray Bradbury
Género: Ciencia Ficción
Saga:
Año Copyright: 1950
Premios: Locus
ficha generada por leelibros.com
No había leído nada todavía de Bradbury, y qué mejor forma de empezar con él que con sus Crónicas Marcianas, la historia de la llegada y la colonización de Marte por el ser humano.

Un Marte donde viven marcianos, en sus casas, con su estructura social, tremendamente parecida a la terrestre en ocasiones. Bradbury presenta la historia como pequeños cuentos en distintas épocas, entrelazando algunos de ellos. Esto quizá haga que se salga de la estructura de novela propiamente dicha, pero le da un toque episódico, como documental, que queda bastante bien.

Me ha gustado la forma de narrar de Bradbury, a mi al menos me ha parecido que sabe transmitir muy bien lo que quiere contar, y así, se sienten todas las emociones que transmiten los personajes de forma muy clara. También me ha gustado y sorprendido el tratamiento que se le da a los marcianos y al primer encuentro con esta civilización, tan inocente, y a la vez cargado de unas sensaciones tan humanas...

Aunque el libro se llame Crónicas Marcianas, y haya marcianos, el protagonista es el ser humano, en todo su esplendor: para lo bueno, y para lo malo. El autor trata varios temas en su novela, desde el racismo al terror nuclear, el miedo a lo desconocido y al encuentro entre extraños y la soledad, todo ello con unas formas magníficas. Cada cuento es interesante de forma individual, y de forma colectiva funciona muy bien, mostrando todas las caras de la humanidad. A destacar especialmente los dos últimos cuentos, que me parecen sencillamente grandiosos.

Después de que los dos últimos libros que había leído no me dejaran muy buen sabor de boca, he disfrutado con estas Crónicas Marcianas como hacía tiempo que no lo hacía con un libro. Este sí es uno de esos libros que, al menos en mi opinión, merece su fama de clásico recomendable.

"We'll rip it up, rip the skin off, and change it to fit ourselves...We Earth Men have a talent for ruining big, beautiful things".

miércoles, 22 de julio de 2009

Hajime no Ippo -New Challenger-

Hajime no Ippo es uno de los mangas más largos publicados, llevando 88 tomos a sus espaldas y sin pinta de finalizar a corto plazo. Y que así sea, su autor, George Morikawa, ha creado un universo fascinante sobre un deporte que no se me antojaba para nada atractivo a priori. Es más, no me gusta en su versión real. Sin embargo, este manga deportivo consigue atrapar a base de buenos personajes y una historia muy interesante.

Como es habitual, se adaptó al anime. 75 episodios que se emitieron entre octubre del 2000 y marzo del 2002, a los que siguieron una película y una OVA. Con eso se adaptó aproximadamente unos 30 tomos del manga, y los que lo conocían, siempre comentaban que quedaba por adaptar lo mejor, y es que en realidad, no habíamos visto pelear al gran Takamura. Al menos, no en serio. Siempre se habló de lo bien que estaría realizar una segunda temporada de esta gran serie, y finalmente este año llegó el momento, 26 episodios más a engrosar una de las mejores series deportivas del manga, en mi opinión.

La sensación tras el primer episodio fue más que buena. La calidad técnica de la animación ha mejorado en estos 9 años, y el diseño de los fondos y la alta definición sin duda le sientan bien a la serie. Sin embargo, en los episodios posteriores comencé a sentirme incómodo, y es que la calidad estaba bajando a ritmos agigantados, algo que me sorprendió bastante, sobre todo viniendo de Madhouse, un estudio en el que confiaba bastante.

Este bajón de animación estropeó buenos combates, y ha ensombrecido entre un tercio y la mitad de la serie, llegando a ser bastante molesta en ocasiones, con caras completamente deformadas.

Afortunadamente, a partir de la segunda mitad la serie comienza a prepararse para su plato fuerte, y es que en esta temporada, la presencia de Ippo no deja de ser anecdótica, y todo queda relegado para que Takamura afronte su primer gran combate. La preparación para este momento fue meticulosa, tanto a nivel narrativo como visual, ya que la animación fue recuperando la calidad perdida. Y aunque todo queda ensombrecido por ese momento de Takamura, no se puede decir que el resto de personajes haya desaparecido: Ippo tiene un buen combate, muy emotivo, Miyata tiene un importante encuentro también, así como Date, Kimura y Aoki siguen haciendo de las suyas y se presentan nuevos personajes.

Pero llega la Batalla de los Halcones, y llega el festival, pues no por nada este es uno de los combates mejor considerados de toda la serie. Creo que esta segunda temporada le ha hecho justicia a esta parte del manga, redimiéndose del bache técnico de la primera parte. Y es que por lo que respecta a historia, la primera parte no se queda muy atrás, pero esos combates están lastrados en mayor o menor parte por algunos fallos de animación algo molestos (o bastante molestos en ocasiones).

Se nota la sensación de continuidad respecto a la anterior serie y los personajes, el reencuentro ha sido bastante bueno, haciendo una valoración global. A pesar de su decepcionante calidad de animación por momentos, sin duda es una temporada de obligado visionado para todos aquellos que disfrutaron de las primeras aventuras de Ippo y compañía. La historia y una sensacional segunda parte a todos los niveles lo merece.

viernes, 17 de julio de 2009

Los Hombres que Caminan sobre la Cola del Tigre

Ficha en FilmAffinity.

Después de ver La Leyenda del Gran Judo y La Más Bella, sigo con mi ciclo de Akira Kurosawa y me encuentro con Los Hombres que Caminan sobre la Cola del Tigre. Puedo decir sin duda alguna que de las tres, ésta es la que más me ha gustado.

Ya que no hice reseña de La Más Bella, aprovecho para decir que no me gustó. Y no me gustó por motivos que no tienen nada que ver con la calidad artística, sino porque al ser una propaganda de la guerra tan bestial esa sensación empañó el visionado de la cinta. Eso no quita para que los actos de los personajes en la cinta sean creíbles dadas las circunstancias y su cultura..., pero no sé, no me cuadró.

Volviendo a ésta, leí que está basada en una obra kabuki, y el título desde luego parece ir en esa dirección. Digo que es la primera obra de las tres anteriores que me gusta, porque está sí me ha resultado entretenida, más que La Leyenda del Gran Judo.

La historia es muy sencilla, y no da para mucho; por eso la duración es muy corta, aunque mejor eso que no alargarla hasta las dos horas, como es costumbre hoy día. Básicamente, hay que cruzar un territorio de incógnito y el paso está vigilado. ¿Pasarán o serán descubiertos? Sobre esta premisa gira todo el argumento. Trama sencilla y una solvencia en la misma línea.

Se presenta con sencillez a los personajes y sus intenciones, todos quedan bien retratados con apenas unas pinceladas, y la historia es fluida y dada la duración que tiene, no se hace pesada.

El único pero que le encuentro es el personaje del porteador, un personaje tremendamente sobreactuado, tanto que roza lo ridículo. Me inclino a pensar que esta interpretación va en la misma línea de adaptación kabuki, puesto que muchas caras me recordaron a las típicas máscaras que se ven en estas obras, pero a pesar de eso en la película no queda bien. Al menos en mi opinión, contrasta demasiado y es muy anticlimático.

Los Hombres que Caminan sobre la Cola del Tigre sigue estando lejos de las grandes obras de Kurosawa, pero ya se empiezan a ver con más claridad los detalles que harían grande a este director. De momento, esta sigue siendo una de esas cintas para ver después de conocer otras de sus obras más importantes, aunque ya la línea divisoria comienza a estar borrosa. Y todavía es de sus primeras películas...

miércoles, 15 de julio de 2009

Fringe (T1)

Ficha en FilmAffinity.

J.J. Abrams se está convirtiendo en uno de los personajes más mediáticos de la televisión; desde su implicación en Lost, se metió con Cloverfield (cuyo marketing fue espectacular) y lo último que ha regalado al público ha sido esta serie, Fringe.

Fringe tiene un corte muy similar a Expediente X, al menos en sus inicios. La serie se presenta mostrando la existencia de casos raros, donde ocurren fenómenos inexplicables y donde existe una sección del FBI encargada de su investigación. Además, se podría decir que tanto Olivia como Peter son el equivalente de Mulder y Scully, tensión sexual incluida. Esta serie es la heredera del espíritu de aquella, pero sólo en algunas cosas; no se contenta con recordar a la otra, sino que rápidamente evoluciona y toma vida propia, mostrando rápidamente un abanico de posibilidades amplio y sugerente.

Cuenta también con un gran personaje: Walter, interpretado de forma magistral por John Noble, el que diera vida al odiado Denethor en El Señor de los Anillos. Walter, padre de Peter, lleva años recluido en un psiquiátrico, y es la viva representación del científico loco, que no duda en disfrutar como un niño cuando ve que alguien ha sido asesinado por algo que desconoce, puesto que es un puzzle a resolver.

Los personajes están bien construidos y la relación entre ellos está bien llevada. Tiene un buen plantel de secundarios, las escenas de acción están rodadas con buena mano y la historia se va presentando a un ritmo correcto, alternando episodios autoconclusivos donde se presenta algún problema concreto, con otros donde se suministra más información de fondo. Esta trama de fondo se va dejando caer desde los primeros episodios, y poco a poco va ganando peso. De esta forma, la segunda parte de la primera temporada muestra una trama más compleja, bien llevada y que culmina en una de las mejores season finale que he visto últimamente, quizá sólo comparada con Lost.


Es una serie que engancha por las tramas de misterio e investigación, por conocer cómo se van desarrollando las relaciones de los personajes, por ver qué locura se le ocurre a Walter, y por conocer más del universo de la serie. Los toques de ciencia-ficción pueden resultar atreyentes para los amantes del género, como fue mi caso.
En definitiva, aglomera diversos elementos que la pueden hacer muy grande. Creo que su primera temporada ha sido una muy buena presentación, y ahora le falta consolidarse.

Para mi ha resultado el mejor estreno de la temporara pasada, y desde luego me parece una serie que se ha mostrado muy decente en su realización, tanto a nivel técnico, como narrativo, como interpretativo. Y sobre todo, es tremendamente entretenida. La historia promete además seguir por unos derroteros realmente interesantes, tal y como apunta el final de esta temporada, así que al menos para mi se ha convertido en una de las series a tener en cuenta.

lunes, 13 de julio de 2009

La Conjura de los Necios


Después de leer por internet varios comentarios y recomendaciones sobre este libro, casi todas unánimes, tenía ganas de echarle un vistazo a La Conjura de los Necios desde hacía un tiempo; hace poco me lo regalaron, así que finalmente llegó el momento.

Y me encuentro con una decepción. Es un libro que me ha parecido bastante pesado en diversas partes de su trama o directamente aburrido en otras. Posiblemente sea yo, que no logro entender lo que quiere transmitir el autor, pero eso no quita para que me siga pareciendo un libro pesado.

No obstante tiene sus buenos momentos. Contados, pero los tiene. Algunos de las situaciones son tan extravagantes que hacen gracia, y algunos de los discursos que da el personaje en sus escritos son bastante buenos, aunque la mayoría se me hicieron bastante pesados. Pero por lo general, no consiguió atraparme en su historia, a pesar de que veo la crítica social, que toca diversos temas. Simplemente, es un libro que no me ha dicho nada.

Los personajes tampoco han conseguido interesarme demasiado; reconozco que el personaje de Ignatius es interesante; hay momentos en los que me cae bien, otros en los que uno siente lástima por él, y otros en los que dan ganas de mandarlo muy, muy lejos. Pero al final no me terminó de encajar.

No se me ocurre mucho más que añadir. Es un libro que me ha resultado muy gris, mayormente aburrido y a ratos inspirado, aunque por desgracia, menos ratos inspirados de los que hubiera deseado.

jueves, 9 de julio de 2009

Apocalypse Now

Ficha en FilmAffinity.

Una de las obras más laureadas del cine bélico, sin duda alguna; dirigida por Coppola en 1979 y con un reparto de lujo, con dos actorazos como Marlon Brando o Robert Duvall, y con la participación también, como anécdota, de Harrison Ford o Laurence Fishburne. Por no hablar de Martin Sheen, que lo hace de maravilla dando vida al Capitán Willard.

No he sido muy fan del cine bélico, y de ahí que no haya visto antes esta película. Últimamente se me está pasando el rechazo, así que aproveché para echarle un vistazo a la versión redux de tres horas y pico.

Ciertamente, son muchas horas, aunque la película en general no se me hizo pesada casi nunca, salvo algunos momentos puntuales, y es que es realmente complicado mantener un ritmo tan bueno durante tanto tiempo.

Ya desde el comienzo demuestra unas maneras apabullantes, fundiendo de forma brillante la música de fondo con el sonido de los helicópteros, en una explosión final de lo más impactante. Una de las mejores escenas que he visto en una película en mucho tiempo.

Si algo tengo que destacar de esta película es sin duda el viaje al infierno que supone la misión del Capitán Willard. A medida que se acerca a su destino, que se adentra por esas junglas, el horror de la guerra va aumentando y llenando la pantalla, aparecen situaciones más caóticas, extrañas y espeluznantes. A esto ayuda en gran parte la fotografía, impecable. El trabajo técnico de esta cinta es realmente bueno, el metraje está lleno de imágenes impactantes que sin duda quedan en la retina del espectador.


Los personajes también destacan bastante, especialmente el Capitán Willard, el Teniente Coronel Killgore y sus excentricidades (su frase del napalm ha pasado a la historia del cine) o el buscado Coronel Kurtz. Todos ellos llenan la pantalla, de una forma u otra; especialmente los dos últimos, y muy especialmente, Kurtz. Marlon Brando se basta y se sobra para dotar de un carisma apabullante a este magnético personaje.

La parte del río, la inmersión en el infierno de la guerra y la recreación de las atrocidades y las batallas, me parecieron lo mejor de la película. Junto a esto, la parte final, más filosófica y reflexiva, me pareció un tanto confusa y extraña. En conjunto, queda una película francamente buena, tanto a nivel narrativo como técnico, aunque en algunos momentos puede hacerse un tanto pesada.

lunes, 6 de julio de 2009

Suzumiya Haruhi-chan no Yuuutsu

Dentro de todo el circo que se montó respecto a la posibilidad de la nueva temporada de Suzumiya Haruhi (ya en antena, aunque han optado por una publicidad realmente extraña para su estreno), se anunció también la emisión por Youtube, de forma gratuita y con subtítulos en inglés, de dos series basadas en el mismo universo: Nyoroon Churuya-san, sobre el personaje de Tsuruya, y ésta que nos ocupa.

Ambas surgen de una serie de dôjinshis cómicos, que alcanzaron suficiente popularidad como para que pasaran a editarse oficialmente en la revista Shônen Ace de Kadokawa Shoten, la misma revista del manga original.

Sin embargo, mientras que el episodio que vi de Nyoroon Churuya-san me pareció una serie cómica sin gracia alguna (pero nada, cero), ésta sí mostró unos episodios más entretenidos y con algunos toques cómicos bastante graciosos.

Lejos está de la sensacional calidad que mostró el anime original, aunque los estilos y la intención son distintos; no obstante, se nota que el espíritu de los personajes es esencialmente el mismo, aunque con algunas características exageradas para hacerlos más cómicos. El dibujo también potencia ésto, consistiendo casi únicamente en diseños super-deformed de los personajes.

A su favor tiene que son episodios que rondan los 3-5 minutos, por lo que no se hacen pesados (20 minutos seguidos con este tipo de gracias acabaría justo con el efecto contrario) y pueden verse en cualquier momento.


En su contra, es lógicamente una serie sólo dirigida al sector más acérrimo del haruhismo, cualquier otro seguidor ocasional de anime encontrará estos episodios sin ningún sentido o generalmente, sin gracia alguna. Es precisamente porque conocemos a los personajes por lo que algunas de las situaciones parecen delirante y surrealmente divertidas.

Si te gustó la primera temporada de Suzumiya Haruhi, estos cortos cómicos pueden resultar agradables y entretenidos; tampoco es una serie cómica sobresaliente, es decir, hay momentos muy buenos para echarse unas risas, y hay otros más irregulares, pero en su conjunto creo que es bastante decente. Y por supuesto, ahora hay que ver la segunda temporada del anime original, que está pintando francamente bien, y por los arcos argumentales que están sacando, mucho más ambiciosa.



P.D off-topic: gracias por los premios concedidos y perdón por no seguir la cadena; como acabo de retomar el blog hace poco, no he descubierto ningún blog últimamente salvo los que me habéis votado (Shock Post Traumático y El Blog de Art Bandeley); gracias a la nominación he visto vuestros blogs, que tienen muy buena pinta, así que os podéis dar por votados :)