Sígueme:

viernes, 28 de diciembre de 2012

Star Wars: El Especial Navideño

Es último viernes de mes y además estamos en fechas navideñas, así que mato dos pájaros de un tiro y abro El Baúl Mohoso para mostraros... El Especial Navideño de Star Wars. Y no, no es una inocentada, aunque la coincidencia de fechas ha venido perfecta.


Estamos en 1978, un año después del estreno de Star Wars, rebautizada a posteriori como el Episodio IV: Una Nueva Esperanza. En este año se emitió en la televisión estadounidense un especial de televisión navideño que se podría considerar la primera continuación oficial del universo Star Wars, ya que al parecer, los hechos y personajes que aquí ocurren forman parte del canon de la historia. No obstante, Lucas no tuvo ninguna participación en dicho especial, ni en el guión, ni en dirección, y de hecho reniega por completo de él, como la mayoría de seres humanos e incluso animales de compañía que han visto este engrendro. Después de su emisión por televisión y la pobre aceptación y la lluvia de críticas recibidas, el especial no volvió a salir a la luz, ni en televisión ni en vídeo, pero hoy, gracias a la magia de internet y a los fans que lo grabaron en su momento, es posible conseguir alguna copia. Bueno, por suerte o por desgracia.

La historia de este especial navideño gira en torno a Chewbacca y su familia. El primero se encuentra en el Halcón Milenario con Han Solo y van camino a la casa de Chewbacca en el planeta Kashyyyk, pero son emboscados por un Destructor Imperial, retrasando la llegada para preocupación de la familia de Chewbacca.

Lo que es un argumento que no debería haber dado para más de 15-20 minutos siendo generosos, se extiende hasta la hora y media. ¿Y cómo hacen eso, os preguntáis? Pues fusionando Star Wars con un programa de variedades. Sí, como lo leéis. Cualquier excusa es buena para parar la trama y mostrarnos un número musical, o un programa de cocina o gags (supuestamente) cómicos.

El hijo de Chewbacca mirando unos hologramas de malabaristas. Gran escena

Así, tras un comienzo en el que vemos la vida diaria de la familia wookiee en su casa árbol pero con su cocina, salón-comedor, sofás, estanterías del Ikea y demás (no me quiero imaginar cómo tienen que dejar todo de pelos al cabo del día), asistimos a escenas entrañables como la madre poniendo lavadoras, riñendo al niño para que le ayude a secar los platos y demás cotidianidades. Ah, y para los que tenéis miedo de que el especial esté en inglés no os preocupéis, todas las escenas de los wookiees, que son muchas, están en wookiee, es decir, con sus gruñiditos y ruidos tan característicos.

Entre medias de esta vida diaria vamos viendo diferentes sketches, ya sean números musicales o de malabares porque el niño está viendo unos hologramas, o un programa de cocina porque la madre quiere preparar un plato, o un número musical mientras el abuelo wookiee se hace la permanente. Todo con el pretexto de mostrarnos distintos cameos de famosetes de la época, por supuesto, o a los actores de la película original.

Hola, canto con un micrófono-sable de luz que parece un algodón de azúcar radiactivo

El hilado de todos estos números es realmente atroz, y se acaba haciendo la hora y media más larga que he visto en mucho tiempo; comparado con esto, El Retorno del Rey da sensación de cortometraje. Los sketches y gags son bastante insulsos, o a mi por lo menos no me hicieron nada de gracia; no sé si porque no me espero algo así cuando estoy viendo este universo, o porque directamente no tenían gracia, pero son ridículos. Entiendo que en la vida diaria de los personajes de Star Wars pueda haber espacio para más cosas aparte de revoluciones y resistencias al Imperio, pero hay formas y formas de hacer estas cosas, y tal y como se ha hecho aquí da sensación de cutre.

La ambientación y los efectos especiales no ayudan mucho. Se nota el poco presupuesto del especial y así tenemos unos efectos visuales algo pobres, y cuando necesita meter más efectos por exigencias de la "trama", recurre a dibujos animados. Una solución ingeniosa, por otra parte, aunque la calidad de esta animación es bastante mediocre, aunque tiene un punto salvable, y es que sirve para introducir al personaje de Boba Fett. A nivel técnico el especial también es bastante malillo, y hasta los planos de las escenas son bastante horribles.

En movimiento es mucho mucho más divertido, os lo aseguro. Sin embargo no es lo peor del especial

En cuanto a personajes, tenemos cameos de los principales protagonistas de la película y se introducen algunos personajes nuevos. Tenemos una pequeña escena con Mark Hamill, que se marca un pequeño discurso mirando a cámara para recordarnos el espíritu navideño, tenemos a Carrie Fisher cantando una versión de uno de los temas de la película, Chewbacca e hijo, su mujer, el abuelo, algunos soldados imperiales y una versión bastarda de Casco Oscuro. Todos tienen su momentillo de gloria, en general no lo hacen del todo mal (algunos sí) pero no es suficiente para salvar lo ridículo de la situación y la gran cantidad de momentos de vergüenza ajena que tiene este especial.

Casco Oscuro poniendo en aprietos a los buenos

¿Qué salvaría? La música, y porque la senda ya la dejó Williams. Y ya. Como comentario final, para todos aquellos que piensen que con la compra de la franquicia por Disney la saga se puede ir al traste: echadle un ojo si os sentís valientes, y con este especial en mente, Jar Jar Binks y la trilogía de los Episodios I, II y III, creo que sería justo replantearse esa aseveración. Que eso no quita para que ahora hagan otro especial navideño con Hanna Montana, pero la saga ya se revolcó en el lodazal en la era pre-Disney.

Artículo en la Wikipedia del Especial Navideño de Star Wars.

6 comentarios:

  1. que chevere articulo amigo ,tuviste una feliz navidad se nota.esta buenaso saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias y felices fiestas. Saludos

      Eliminar
  2. es un horror mítico

    aún no he juntado el valor para verlo, lo he intentado... por eso he fallado XD.

    Algún siglo de estos lo vere, tu reseña me deja con más ganas XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja, grande tu segunda frase. Esta es de esas cosas que suenan más graciosas contadas que vistas. En serio, huye. Fly, you fool!

      Eliminar
  3. Uf... y con eso creo que lo digo todo. Mira que me gusta Star Wars, no soy una fan a muerte, pero me gusta, eso sí, creo que no tanto como para ver este especial.

    Mira que los especiales navideños suelen gustarme, al menos hacerme algo de ilusión o parecerme entrañables. Pero este es que ni tiene siquiera pinta de poder serlo. Además, sumando la reseña y tus comentarios por tuiter, casi que me dan muchas menos ganas de verlo.
    Mi más sentido pésame por tus neuronas que murieron para documentar esta sección.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Haces bien, muy bien. Que mi sacrificio por vosotros no haya sido en vano. Huíd de esto!! xD

      Es muy cutre. Muy, muy cutre. No tiene sentido y la inserción de sketches es ridícula, y los propios sketches lo son. Vamos, que no hay por donde cogerlo, se hace largo y pesado. Hay películas y especiales malos pero divertidos, pero es que este es malo-malo, de los de evadirte mientras lo ves e imaginarte que estás en tu lugar feliz.

      ¡Besos!

      Eliminar