Sígueme:

jueves, 13 de diciembre de 2012

Area no Kishi

La adaptación animada de Area no Kishi consta de 37 episodios, emitidos en Japón entre enero y septiembre de 2012. El estudio a su cargo es Shin-Ei Animation, que hasta la fecha había trabajado en series como Doraemon o Shin-chan, y en la dirección se encuentra Hirofumi Ogura, encargado de la segunda temporada de Kuroshitsuji así como algunos episodios de Gintama. El anime adapta el manga de Shin Kibayashi y Kaya Tsukiyama, que se publica semanalmente en la Shônen Magazine y que lleva recopilados más de una treintena de tomos.

En esta serie deportiva centrada en el fútbol seguiremos a Kakeru Aizawa y su progresión como futbolista a través de distintos torneos a nivel de institutos para intentar cumplir el sueño de su hermano, que llegó a ser internacional por la selección japonesa y que quería verle jugar junto a él. Para ello le ayudará su amiga de la infancia Nana Mishima, que también representa a su país en la selección femenina y está llamada a ser una de las grandes promesas del país.

Cualquiera que haya visto algunas pocas series deportivas japonesas (spokon) sabrá que más o menos se manejan por unos esquemas muy determinados, en los que los protagonistas suelen ser de dos tipos, o tremendamente habilidosos, o jugadores con un potencial tremendo pero que empiezan prácticamente de cero, y tras reunir un equipo quizá no muy dotado técnicamente pero luchador, acaban llegando a lo más alto. Llega a ser algo repetitivo, aunque hay que reconocer que es un punto de partida de lo más lógico para una serie de estas características. En esta en concreto nos encontramos a los hermanos Aizawa, donde el mayor es internacional por su país y la perla de Japón, y el pequeño ha decidido dejar el fútbol y es el utillero del equipo del instituto donde juega su hermano. Rápidamente apreciamos que cada uno de ellos encaja en uno de estos perfiles, pero debo decir que Area ni Kishi me sorprendió muy gratamente en su planteamiento. 

Y es que en los primeros episodios (no es spoiler por tanto, es casi el punto de partida) la serie pierde al hermano mayor en un accidente de tráfico, en el que salva al pequeño de morir aplastado. Todo esto plantea nuevas situaciones que explorar, y resulta gratificante desde un punto de vista argumental, así como un planteamiento valiente. Kakeru vive ahora gracias al corazón transplantado de su hermano, y eso supone un peso moral muy difícil de llevar y con el que tendrá que aprender a lidiar. A esto hay que sumarle que su hermano mayor soñaba con jugar con él en la selección, y al final todo junto hace que Kakeru decida darle una nueva oportunidad al fútbol, de manera que pueda retomar su ilusión y cumplir el sueño de su hermano. Y en esta nueva oportunidad, notará su presencia más cerca que nunca.


Como veis, el planteamiento es bastante llamativo. De no haber sido así posiblemente no me habría interesado mucho por ella, ya que las series deportivas me acaban produciendo cierto rechazo natural, y es que los japoneses tienen cierta tendencia a exagerar todo para hacerlo más épico. Eso en una serie deportiva, en la que espero cierto realismo por su ubicación en un mundo "normal", me descoloca. Reconozco que es un problema personal mío con este tipo de series, pero no puedo evitarlo. Sin embargo y tras los primeros episodios de Area no Kishi, uno asiste a una declaración de intenciones muy clara, y en este caso y sorprendentemente, no me molestó. Quizá por hacerlo tan al principio y de forma tan honesta.

Porque sí, en el fondo y a pesar de todo el drama que se puede tener con Kakeru y su hermano Suguru, que está bastante bien llevado, y esa típica relación de amigos de la infancia con Nana o posibles triángulos amorosos, Area no Kishi es una serie de fútbol japonesa. Y eso implica que hay más jugadores tremendamente buenos de 15 años que en las ligas profesionales europeas, regates imposibles (y con nombre por supuesto, como si fueran las técnicas de Kenshin o Naruto), remontadas en el último minuto y por supuesto un extraño sentido de las distancias que haría palidecer al mismísimo Einstein y su relatividad. 

Estas cosas no me llaman tanto la atención y aquí es donde para mi la serie pierde interés, sumado al hecho además de que creo que los partidos están francamente mal llevados, siendo frecuente encontrarse situaciones bastante absurdas como porteros a borde del área sin motivo aparente o que se tiran por un balón que acaba en gol... por el centro de la portería, asumiendo que estaban de picnic en uno de los postes por tanto. Pero especialmente resultan un tanto flojos en lo que respecta a la animación. Y es una pena, porque el diseño de personajes es bastante agradable, pero la impresión que da es que la serie no ha dispuesto de mucho presupuesto, así que nos encontramos bajones de calidad y muchas escenas estáticas o semi-estáticas en los partidos, donde únicamente se mueve el balón ante unos jugadores quietos.

Por el contrario, otro de los defectos se acaba convirtiendo en virtud, ya que hay equipos que juegan usando unas estrategias ciertamente avanzadas y poco creíbles para la edad que tienen, pero esto se utiliza para hablar de tácticas y formas de estudiar y contrarrestar al rival, lo que me resultaba de lo más interesante de los partidos. Hay que reconocer que también consiguen crear un buen balance entre remontadas épicas y cómodas victorias, de manera que no todo partido es un sufrimiento para ganar, lo que en este caso sí contribuye un poco al realismo.

Area no Kishi es a pesar de sus defectos una serie entretenida, gracias a su original planteamiento de la historia y a sus buenos personajes. Kakeru es un poco pánfilo, pero está rodeado de buenos secundarios como la propia Nana, Mai o el gran Araki. Y es que otro de los puntos importantes de este tipo de series es la superación personal y el sentido de la amistad, y ambos están bien retratados y llevados en la serie. De hecho, generalmente me resultaron más interesantes los capítulos donde no hay partidos que aquellos que sí hay, gracias a la forja de amistades y relaciones entre los personajes, así como al desarrollo de estos, resultando bastante interesante ver cómo afrontan ciertos fallos o situaciones personales.

Area no Kishi no será una serie deportiva especialmente destacable, pero acaba resultando entretenida, siendo una opción interesante al menos para darle una oportunidad si tenéis interés en este tipo de series deportivas. Por mi parte, si sale una segunda temporada (como así espero, después de quedar colgada en mitad de un torneo), seguiré echándole un vistazo, ya que me pareció una buena opción para desconectar, aprovechando además que tiene una temática diferente a lo que suelo ver.


11 comentarios:

  1. jaja a mí en cambio me encantan los animes / mangas de deporte, uno de mis géneros favoritos. Así que ese anime me gustó mucho. La relación con su hermano fue muy interesante^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me gusta el deporte y por tanto tengo cierta curiosidad por este tipo de series, pero como se lo toman en plan tan irreal, pocos hay que me acaben enganchando xD

      La parte con su hermano está muy bien, y la serie es entretenida, a pesar de sus fallos :)

      Eliminar
  2. Algún dia revisionaré Shoot! a ver como se conserva. Si te gusta el futbol, te recomiendo Giant Killing. El manga, al menos, está bastante bien y no se flipa tanto(aunque lo hace, que duda cabe xD)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienen esa manía de fliparse xD Yo la entiendo, en el sentido de que hace el manga más espectacular y tal, pero me supera muchas veces (lo de Oliver Atom es que ni Messi, vaya).

      Me apunto esas dos. La de Shoot! la conocía y de hecho he estado tentado de verla en más de una ocasión, pero la otra no. Me apunto las dos, gracias!

      Eliminar
  3. Buf, pues yo con los animes o mangas de deporte sí que no puedo. Hice un par de intentos hace unos años y, partiendo de la premisa que no me apasiona ver a la gente haciendo deporte. Se me hacen terriblemente pesados, algo que está motivado por mi falta de interés, estoy segura. Pero no puedo evitarlo.
    Además, si ya cuando hay una pelea o combate que dura un capítulo pongo mala cara, y es algo que me interesa, un partido de futbol... Conclusión, lo mío no es el deporte en el anime xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, si no te gusta ver a gente haciendo deporte, desde luego no es la mejor temática, mejor pasar a otra cosa :-)

      A mi sí me gustan, pero me matan las fantasmadas que se meten. Practiqué tenis unos años, y cuando intenté leer Prince of Tennis no aguanté ni un tomo. Terrible xD

      Besos

      Eliminar
  4. Soy muy perro para los animes, pero los spokons siempre me llaman la atención. Ésta ante la imposibilidad de leerme el manga posiblemente me la baje para ver qué tal ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te gustan los spokon creo que este te resultará entretenido, aunque los partidos no son muy espectaculares... Pero los personajes están bien :)

      Eliminar
  5. este es uno de mis animes favoritos. el unico problema es que dejaron la serie colgada a la mitad del torne y eso deja muchas preguntas sin responder come el amor entre kakeru y seven y si ganan el torneo o no

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, no estaría mal que hicieran una segunda temporada. O bueno, pasarse al manga directamente, claro...

      Eliminar
  6. Saldra alguna 2 temporada kien sab

    ResponderEliminar