Sígueme:

sábado, 9 de septiembre de 2006

Memorias de una Geisha

Dirigida por Rob Marshall (Chicago) y estrenada en enero de este año en España, esta es una adaptación del libro de mismo nombre de Arthur Golden.

En el Japón de unos pocos años antes de la Segunda Guerra Mundial, dos hermanas son vendidas a distintas casas para trabajar como sirvientas. Allí Chiyo descubrirá el mundo de las geishas, quizá la única forma que tiene de dejar de ser una sirviente, y con el tiempo se convertirá en Sayuri, una de las geishas más famosas del país.

Bien, he tardado en verla, pero anoche por fin tuve la oportunidad de echarle un vistazo.

En líneas generales es una película bonita. La historia en sí lo es, tenemos un drama de supervivencia y superación, la música de John Williams me gustó bastante, las interpretaciones son bastante correctas...

Mención especial para Zhang Ziyi y de Suzuka Ohgo en el papel de Chiyo, esos ojazos azules (no se si serán lentillas o retoque digital) realmente hipnotizan en ambas; también me gustó mucho Michelle Yeoh.

Sobre la historia y la fidelidad, pues si han hecho la adaptación del libro de Golden y no de la verdadera Geisha se habrán cambiado cosas, ya que esta se pilló un buen rebote cuando salió el libro y decidió contar su historia ella misma... Seguramente esta sea una versión más comercial, más preparada para unos premios que la original.

La película no me parece que tenga un mal ritmo narrativo, no se me hizo pesada. Buena fotografía también (que paisajes...), buena puesta en escena, decorados, vestuario... El gran problema que le he visto, es que por lo menos a mi no consigue implicarme ni emocionarme lo que pretende o debería. Y el papel de Hatsumomo no me gustó nada, no ya por la actriz, sino por el personaje, parecía sacado de una telenovela.

Se ve bien, gusta, entretiene, pero no me ha marcado especialmente. Técnicamente me ha parecido una buena peli, pero sin embargo me ha dejado igual, no me ha dicho nada y creo que la historia daba para ello.

Nota: 7.

8 comentarios:

  1. Te has leído el libro Raistlin?

    Es una de las peores adaptaciones que he visto en mi vida...una lástima que Spielberg no cogiera las riendas de este proyecto.

    Lo único impresionante es la belleza de Gong Li, eso nunca cambia.

    ResponderEliminar
  2. Bonita audiovisualmente... y ya.

    ResponderEliminar
  3. No, el libro no lo he leído, así que no podía juzgarla como adaptación, pero ya veo lo que comentas, Miguel...

    ResponderEliminar
  4. El libro es una delicia...

    La peli me gustó, pero se me hizo muy muy larga, y contaba con el aliciente negativo de estar interpretado por chinos, no por japoneses =_=.

    Le doy un 6.5

    ResponderEliminar
  5. Sí, resulta un poco raro, pero bueno, lo hacen bien y no desentonan tanto como si fuera Nicole Kidman xDDD

    ResponderEliminar
  6. La verdad es que el libro es mucho mejor pero vamos, la pelicula a mi no me disgusto para nada. La fotografia esta genial y la verdad es uqe las interpretaciones no desmerecen en absoluto.

    ResponderEliminar
  7. La verdad es que bonita si que era, pero tal y como comentas, no emocionaba. El final de la película, que debería de haber sido como para llorar, pues se quedo en un nada.

    Por cierto, que me pasó algo muy curioso. Yo sabía que salia Ken Watanabe y me pasé toda la película preguntandome que de quien haría, porque no lo veía, ejem, vamos, que si llega a ser un perror me muerde, pero es que claro, después de verlo en El Último Samurai y en Batman, pero sin las barbas, bigotes y demás, no lo reconocía.

    ResponderEliminar
  8. Jaja, a mi también me costó reconocerle al principio, cuando salía en el puente xD

    ResponderEliminar